Archivo de la categoría: José María Pérez Ramal

Influencia de las nuevas tecnologías en la educación

Estándar
Las nuevas tecnologías están tomando mucho protagonismo en la sociedad, pero a la vez en la educación, todavía no se sabe con certeza si van a ser positivas y eficaces por el contrario van a perjudicar tanto a alumnos como a profesores. Uno de los proyectos más conocidos en nuestro país es la Escuela 2.0, que ha llevado a cabo la implantación de ordenadores en las aulas, pizarras electrónicas… entre otras cosas, pero que ahora con la situación de crisis que hay en nuestro país se ha eliminado. La gran pregunta es ¿Cómo afectará todo esto a la educación?
El ilustre filósofo y lingüista norteamericano Noam Chomsky ha reflexionado sobre este apartado, el del impacto de las nuevas tecnologías en la educación, él cree que para hacer un buen uso de ellas, lo primero que debe tener el alumno es un buen marco de referencia, en el cual debe moverse, buscar de manera adecuada y saber diferenciar la información veraz y correcta. Para ello necesita alguien que le enseñe todo esto, y quién mejor que su profesor. Dice que al haber en internet tanta cantidad de información lo único que le puede suceder al alumno si no sigue los pasos anteriormente mencionados es perjudicarle, ya que puede almacenar datos objetivos de distintas páginas pero que a la vez estén totalmente fuera de la realidad. En este aspecto es donde entra la figura del profesor, que puede dirigir a sus alumnos por un buen camino, enseñarles una buena metodología de búsqueda, indicarlos páginas de buena calidad, etc. Pero para que el docente pueda influir de manera positiva y eficaz en sus alumnos tiene que manejar con soltura las nuevas tecnologías.

Aquí es donde entra en juego el proyecto Escuela 2.0. Como se expone en el informe TICSE elaborado por profesores de distintas comunidades de España todavía no se han producido resultados y será difícil ver claramente si esa inversión ha merecido la pena ahora que han cortado el proyecto debido a la crisis económica que atraviesa España. Este proyecto ha tenido mayor impacto material e instrumental que en lo referido al conocimiento, es decir, la llegada de aulas digitales. A lo que me refiero es que a pesar de tener unos materiales de calidad tecnológicos, según las conclusiones del informe TICSE, más del 50% del profesorado sigue utilizando los materiales didácticos tradicionales y sólo un ¼ utiliza diariamente los ordenadores.
El sistema debería dedicar más tiempo a la formación del profesorado para alcanzar una educación de calidad, utilizando de forma equitativa materiales didácticos tradicionales con las nuevas tecnologías, con un progreso hacia un uso superior de estas últimas, ya que los alumnos se motivarán más a la hora de ir a clase, aprender, realizar actividades que fomenten un buen nivel de creación, de crítica, de reflexión personal, etc. En definitiva hacer cursos de reciclaje para aquellos docentes que estén un poco obsoletos en este tema. Una vez realizado este proceso de adaptación para el buen funcionamiento de la educación “moderna”, el informe TICSE demuestra que para que funcione esto lo importante es tener una buena, clara y definida estructura educativa.
Como dice Miguel Santos Arévalo, profesor de Educación Infantil y Primaria en su presentación de Slideshire “No podemos continuar siendo profesores del siglo XX, enseñando contenidos del siglo XIX, a alumnos del siglo XXI´´ es decir, la tecnología avanza y nosotros, alumnos, profesores y demás comunidad educativa debemos progresar al mismo ritmo. Está claro que aparecen muchas dificultades en el camino. Por eso es necesario la continua formación y reciclaje del profesorado.

Chomsky. El objetivo de la educación (vía youtube)


Anuncios

Pizarras digitales

Estándar

Las pizarras digitales interactivas, también conocidas como PDIs, son la última revolución de las aulas y centros de conferencias y enseñanzas. Una nueva herramienta al alcance de la formación que aúna las tecnologías informática y audiovisual para generar un verdadero cambio en la forma de impartir conferencias y clases.

Las pizarras digitales interactivas combinan un el uso de un proyector y un ordenador -que ejecuta un software específico- con punteros digitales y otros elementos que posibilitan, entre otras funciones, escribir, dibujar o resaltar en vivo sobre la proyección. Algunos modelos incluyen una superficie de proyección específica mientras que otros incorporan detectores de posición y movimiento de los punteros que, una vez calibrados, permiten utilizar cualquier pantalla o pizarra blanca.

Las pizarras digitales combinan lo mejor de la proyección de presentaciones y diapositivas digitales con la ventaja de poder hacer, en directo, anotaciones y esquemas o resaltar contenidos. Además nos permite:

  • Utilizar cómodamente colores, estilos y formas.
  • Almacenar en el ordenador la sesiones de trabajo creadas con la pizarra digital. Esto hace posible que los alumnos se concentren en las explicaciones si que tengan que desviar su atención para copiar de la pizarra los contenidos pues podrán acceder a ellos digitalizados.
  • Pese al auge que han tenido las presentaciones tipo Powerpoint hay muchos detractores de su abuso continuado en las aulas y conferencias pues pueden transmitir la sensación de que el conferenciante se limita repetir los contenidos proyectados. Las pizarras digitales, en cambio, combinan esos contenidos con creaciones espontáneas. Nos permiten incorporar conceptos o ideas aportados por el alumnado o público, resolver problemas, ejemplos…

Si estás dispuesto a equipar tus aulas o salas de conferencias con pizarras digitales interactivos, hay una serie de consejos que te conviene tener en cuenta.

Elige un buen proveedor
Aunque en menor medida que en otros sectores de la electrónica, en las pizarras digitales hay un buen número de fabricantes y proveedores. Asegúrate de escoger uno correcto y que conozca el mercado. En mercado es cambiante y se trata de un producto relativamente nuevo. Tienes que asegurarte de que la elección que hagas tendrá continuidad en el tiempo: actualizaciones de software, mejoras, repuestos.

Instalación fija o portátil
Es otro factor que te ayudará a decidirte por unos u otros productos. Si el destino de la pizarra digital interactiva va a ser una instalación fija potenciarás unos criterios de elección como la estabilidad, robustez, tamaño, integración con otros elementos audiovisuales preexistentes en el aula o salón de actos; en cambio, si se trata de una adquisición para impartir, por ejemplo, formación en sedes de clientes y necesitas que sea portátil seguro que prefieres contar con un equipoligero y fácilmente transportable.

 

        

Ipad en la educación

Estándar

Un estudio confirma los beneficios del Ipad como herramienta educativa.

 

Un estudio confirma los beneficios del iPad como herramienta educativa
Utilizar el iPad como herramienta educativa aporta beneficios significativos en el proceso de enseñanza-aprendizaje, según se desprende de un estudio realizado en el Reino Unido por la consultora 9ine Consulting y la asociación NAACE.

El estudio analiza el uso de dispositivos iPad en la escuela de secundaria Longfield Academy de Kent (Reino Unido), centro donde se llevó a cabo un programa de gran escala 1 a 1 durante 2011.

Longfield Academy es un centro de enseñanza secundaria para alumnos de edades comprendidas entre 11 y 18 años, que intenta ofrecer una experiencia de aprendizaje puntera e innovadora incorporando un alto grado de integración tecnológica en el currículo.

En el estudio participaron más de ochocientos alumnos que tenían o a los que se les había facilitado un iPad, y abarcó todos los niveles educativos. Asimismo, la ejecución del programa fue realizada por un iLearning Group dirigido por el director de la escuela y compuesto por un grupo con “una serie de responsabilidades, experiencia y confianza en la tecnología”, según informa la web EmergingEdTech.

Los resultados obtenidos en el estudio demuestran claramente el valor y la utilidad del iPad como herramienta educativa y, entre las principales conclusiones derivadas de la investigación, destacan las siguientes:

  • La inmensa mayoría de los profesores utiliza regularmente dispositivos iPad en sus clases.
  • Existe una gran demanda por parte de los estudiantes para que se extienda el uso de iPad en la escuela.
  • Los profesores han identificado importantes beneficios en su carga de trabajo y también han detectado ahorro de costes.
  • Los estudiantes están más motivados cuando utilizan un iPad.
  • La calidad y el nivel del trabajo de los alumnos y su progreso va en aumento.
  • El uso adecuado de dispositivos iPad facilita el aprendizaje.

Respecto de otras cuestiones académicas, el estudio revela que en las materias Inglés, Matemáticas y Ciencias los estudiantes fueron más propensos a utilizar estos dispositivos. Por otra parte, la investigación en línea, los mapas mentales, y la creación de presentaciones, constituyen las actividades académicas más comunes llevadas a cabo con ayuda del iPad.

Por lo que se refiere al impacto que tiene el uso de dispositivos iPad en factores como la motivación, la calidad del trabajo, los logros o la colaboración, el estudio destaca como más significativos los siguientes resultados:

  • El 77 por ciento del profesorado encuestado considera que el rendimiento académico ha aumentado desde la introducción de los iPad.
  • El 73 por ciento de los estudiantes y el 67 por ciento del profesorado opina que los iPad ayudan a los estudiantes a mejorar la calidad de su trabajo.
  • El 69 por ciento de los estudiantes estima que utilizar dispositivos iPad es un factor de motivación y que trabajan mejor con ellos que sin ellos.
  • El 60 por ciento de los profesores cree que los alumnos están más motivados en las clases que incorporan iPad que en las que no utilizan estos dispositivos.

En cuanto a la utilidad de la enseñanza con iPad, el estudio revela que el 53 por ciento del profesorado se muestra de acuerdo con utilizar estos dispositivos en sus clases, el 10 por ciento está totalmente a favor de su uso académico, y el 31 por ciento se muestra neutral. Asimismo, el 3 por ciento está en desacuerdo con su utilización y solo el 1 por ciento está totalmente en desacuerdo.

Por otra parte, la encuesta indica que la gran mayoría de los estudiantes quiere hacer un mayor uso de sus iPad. Además, los alumnos señalan diversas actividades que estiman deben incorporarse a sus programas académicos:

  • Realizar tareas de edición fotográfica y animaciones.
  • Realizar vídeos y películas.
  • Desarrollar juegos de palabras para facilitar la enseñanza de la ortografía.
  • Utilizar el iPad en lugar de lápiz y papel.
  • Desarrollar más tareas de escritura en dispositivos iPad.
  • Realizar exámenes desde iPad.
  • Sustituir los libros de texto de papel por libros digitales.
  • Diseñar juegos.
  • Tener más aplicaciones científicas en los dispositivos iPad.

Como conclusión, el estudio establece que el uso de iPad conlleva un impacto “significativo y muy positivo en el aprendizaje y la enseñanza, que a su vez, debería reflejarse en el rendimiento y los logros académicos, gracias a los cambios pedagógicos y las nuevas formas de aprendizaje provocadas por el acceso a la información y a herramientas de aprendizaje ‘en cualquier momento y en cualquier lugar’”.